16/7/10

Shakira y satanismo

Son muchos los artistas que "introducen" mensajes subliminales dentro de sus canciones, tales como Diego Torres, Alejandro Sanz, Thalía o La Oreja de Van Gogh.

Esos mensajes ocultos se pueden escuchar invirtiendo la canción y escuchándola al revés. En una cinta de cassette corriente sólo basta con dar la vuelta a los carretes de cinta, pero para invertir las canciones de un CD hay que pasarlas al ordenador y hacer uso de unos sencillos programas informáticos.

Los mensajes ocultos se quedan clavados en el subsconciente de cada uno y, cuanto más se escucha la canción, más se graban en la mente de quien las escucha.

En este artículo me centro en Shakira, una de las artistas con más mensajes satánicos en sus composiciones, ya que las canciones que canta las escribe ella misma.

Empezamos con su quinto álbum, "Dónde Están los Ladrones". Uno de los temas más escuchados, "Inevitable", oculta entre sus letras: "Sangre seré... De rosa, sangre... Le doy gracias al Asmodeo". Asmodeo, según el diccionario de la Real Academia Española, es el demonio de los placeres impuros. Otra canción del disco, "Sombra de Ti", oculta dos mensaje anticristiano: "Jesús, no me sé salvar" y "Colorado... Luz sin letra... Él les debe dar circo... Himno gris... Sexo". Dando la vuelta a la canción "Dónde Están los Ladrones" se puede escuchar: "Él nos hizo, sabe bien... Un hato de ratas... Risas al Hacedor... Toma, toma, Hacedor", en un tono desafiante y malévolo. Como bien se sabe, el Hacedor es Dios. En este tema se escucha también: "Sin la gracia no hay que temer". Otras canciones de Shakira del mismo disco tienen mensajes pornográficos en contra de los ángeles (Como en "Ciega, Sordomuda", con letras a favor del demonio, la guerra y en contra de la Virgen, pues la llama "hembra de Dios". Ejemplo: "El deminio es mi papá, y si no, pesará").

En su sexto álbum, "MTV Unplugged", en el arreglo de la canción "Estoy Aquí", invirtiendo la misma, se puede escuchar: "Arito... Por", refiriéndose claramente al uso del preservativo.

Y ya en la cumbre de su carrera, con el siguiente álbum, "Servicio de Lavandería", siguen apareciendo mensajes ocultos en sus canciones, concretamente en una: "Te Aviso, te Anuncio (Tango)". En ella, cuando dice: "Sale al revés, pero voy a intentarlo una y otra vez...", invirtiendo la estrofa se escucha: "Yo trabajo la cola... El hombre te ve y la asimila". Muchos pueden comparar esta frase con los movimientos sinuosos y sensuales que ella hace. En la misma canción, cuando dice: "Me voy, será mejor así. Ya me voy, ya me fui", invertido se escucha algo como: "Jehová... Jehová... Sí, se va a quemar ese hombre". También se escucha: "Nunca Virgen" y "Mitra, déjame tener sexo".

Todo esto pueden ser solamente casualidades a la hora de invertir las canciones. Es verdad que Shakira es católica practicante, pero lo que también es verdad es que en las entrevistas, los únicos temas que no quiere tocar son la religión y el sexo. Si retrocedemos tiempo atrás y recordamos la canción "Octavo Día", donde menciona a Dios, y donde también se encuentran mensajes ocultos, las sospechas de que esos mensajes sean intencionados crecen. En la canción "Se quiere... Se Mata" podemos observar que en varias ocasiones se repite: "Se mata... se mata". Al leerlo al revés, se puede ver "Atamesatam", o lo que es lo mismo "Átame, Satán". También hay que tener en cuenta una canción de su último disco en inglés, "Oral Fixation Vol. 2", en la que le pregunta a Dios por qué hay tanto mal en el mundo, y si le parece bien que la gente se haga daño en su nombre, por ejemplo ("How Do You Do"). En su último disco en español, en la canción "Escondite Inglés", si se invierte una parte de ella lo que se escucha hace pensar si todo esto es en realidad intencionado: "Podrás llevarte... Nos hace Dios con Sexo...".





¿No es igual de peligroso que las canciones tengan letras que inviten a conductas inmorales o desviadas, que un mensaje subliminal al revés?
Decididamente no. Porque las letras comunes se oyen voluntariamente y si contradicen nuestra formación moral, rechazamos sus propuestas. Los mensajes subliminales proponen lo mismo o peor, pero sin darnos lugar a rechazarlo. Al estar escondidos en los sonidos al revés, sólo los capta el subconsciente y los almacena en la mente, pasando por debajo (subliminal) de la barrera del discernimiento común. Es una puñalada por la espalda sin preaviso. Supongamos que una canción nos dice en su letra “la única solución es el suicidio”, no por escucharla la persona se sentirá obligada a suicidarse. Sin embargo, si este mensaje se incluye en forma subliminal mientras normalmente la letra dice cualquier otra cosa, la orden o idea se instala directamente en el subconsciente del individuo. En el ordenamiento normal, una persona escucha, analiza, rechaza la idea o la acepta y la guarda en su mente para adaptar a ella su conducta. En el trayecto subliminal la persona escucha sin saber, no analiza y almacena directamente los conceptos en su subconsciente, modificando su conducta según estas órdenes recibidas. Lo subliminal es una violación a la libertad de elegir.

1 comentario:

Bienvenid@ a la Fiesta :)